Los 8 tipos de planes del proceso de planeación

Los 8 tipos de planes

 

Toda organización debe llevar a cabo una planeación. Este proceso consiste en seleccionar proyectos y objetivos así como las acciones para lograrlos, lo cual requiere toma de decisiones, es decir elegir una acción entre varias alternativas.

Debido a la amplitud de la planeación, existen ideas en conflicto en relación con los planes. Para aclarar algunas de estas confusiones relacionadas con el proceso de planeación es conveniente considerar los diferentes tipos de planes que existen dentro de una organización.

Los planes pueden ser clasificados como: proyectos o propósitos, objetivos o metas, estrategias, políticas, procedimientos,  reglas,  programas y presupuestos.

Misiones o propósitos

La misión o propósito identifica el propósito básico, función o tareas de una empresa o dependencia o cualquier parte de ellas. Todo tipo de operación organizada, tiene o al menos debería tener, si es que tiene sentido, una misión o propósito. Por ejemplo el propósito de una empresa en general es la producción y distribución de bienes y servicios.

Algunos autores distinguen entre misión y propósito. Seria el caso, una empresa que puede tener el propósito social de producir y distribuir bienes y servicios, puede lograr esto al cumplir la misión de producir ciertas líneas de productos.

Objetivos o metas

Los objetivos o metas son los fines hacia los cuales se dirige la actividad. Representan no sólo el punto final de la planeación sino el fin al que la organización, la integración de personal, la dirección y el control están dirigidos.

Estrategias

La estrategia se define como la manera de determinar los objetivos básicos a largo plazo de una empresa y la implementación de cursos de acción y asignación de los recursos necesarios para alcanzar esas metas.

Políticas

Las políticas son guías generales para la conducta de la organización. Las políticas, en general, establecen premisas amplias y limitaciones dentro de las cuales tienen un lugar las actividades de planeación posterior. Una política es un plan general de acción que guía a los miembros de la organización en la dirección de sus operaciones.

Las políticas definen un área dentro de la cual debe tomarse una decisión y asegurarse de que ésta será consistente y contribuirá con un objetivo. Las políticas ayudan a:

  • solucionar los problemas antes de que se vuelvan serios;
  • hacer innecesario analizar la misma situación cada vez que se presenta;
  • unificar otros planes.

Frecuentemente están publicadas en los manuales de organizaciones o políticas de la empresa. Aún en aquellas situaciones en donde las políticas no estén escritas, la organización debe tener todavía políticas que sean comprendidas y conocidas claramente aunque se hayan establecido sin ceremonias.

Hay muchos tipos de políticas, como por ejemplo políticas de sólo contratar ingenieros con capacitación universitaria.

Procedimientos

Los procedimientos son menos generales que las políticas y establecen procedimientos y métodos más definidos para el cumplimiento de ciertas actividades. La diferencia básica entre una política y un procedimiento es una cuestión de jerarquía, ya que ambos proporcionan una guía con respecto a cómo debe ser tomada una decisión particular.

Los procedimientos son planes que establecen un método necesario para el manejo de actividades futuras. Son secuencias cronológicas de acciones requeridas; son guías para la acción y detallan la manera precisa de cómo deben realizarse ciertas actividades.

Reglas

Las reglas establecen acciones, o falta de acción, las cuales no permitirán que existan desviaciones. Por lo común son el tipo de plan más simple. La finalidad de una regla es reflejar una decisión gerencial de que cierta acción deba o no deba seguirse

Programas

Los programas son un complejo de metas, políticas, procedimientos, reglas, asignación de tareas, pasos a seguir, recursos a emplear y otros elementos necesarios para realizar un curso de acción determinado.

Presupuesto

Es un informe de los resultados esperados, lo cual se expresa en términos numéricos. Puede expresarse en términos financieros, laborales, unidades de producto o en cualquier término numéricamente conmensurable.

 

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *