Método del procesamiento contable: La partida doble

El proceso contable es llevado a cabo mediante un método para registrar las operaciones que se realizan en una empresa, a través de anotaciones en libros, registros y formularios.

El método utilizado en contabilidad para lograr tales objetivos se conoce con el nombre de Partida Doble. En él se establece que la suma de los importes que sean registrados en el Debe (débitos) deben ser constantemente igual a la suma de los importes registrados en el Haber (créditos), con el fin de mantener la igualdad constante en la ecuación patrimonial.

Para mantener dicha igualdad es necesario:

1. La existencia de un sistema de cuentas divididas en dos partes que permitan asentar separadamente los aumentos y disminuciones de valores que en ella se produzcan.

2. Que los importes de cada operación se registren de acuerdo a las características de la misma, en forma simultánea en el Debe de una o varias cuentas y en el Haber de otra u otras cuentas pertenecientes al sistema de cuentas utilizado.

Con el fin de adoptar una regla que permita ubicar con toda precisión las distintas cuentas a utilizar en la redacción de un asiento, podemos emplear el siguiente razonamiento:

 

Reglas técnicas que sustentan la partida doble:

  1. Al registrarse una operación debe existir como mínimo una cuenta debitada y una cuenta acreditada.
  2. En el registro de cada operación, el total de débitos debe igualar al total de créditos.
  3. Si un bien o concepto se registró bajo un título o nombre, todas la operaciones vinculadas con ese mismo bien o concepto deberán registrarse utilizando el mismo título o nombre.

Partiendo de la igualdad contable fundamental formulada como:

ACTIVO = PASIVO + PATRIMONIO NETO

Se puede enunciar que:

partida

  1. Todas las cuentas que expresan conceptos que se encuentran a la izquierda del signo igual (Activo y R.N), se inician con anotaciones en su debe y tienen saldo deudor.
  2. Todas las cuentas que expresan conceptos que se encuentran a la derecha del signo igual (Pasivo, Capital y R.P), se inician con anotaciones en su haber y tienen saldo acreedor
  3. Los aumentos en los saldos de las cuentas a la izquierda del signo igual se anotan en su Debe, y las disminuciones en su Haber
  4. Los aumentos en los saldos de las cuentas a la derecha del signo igual se anotan en su Haber, y las disminuciones en su Debe.
  5. En todo momento la suma de los saldos deudores debe igualar a la de los saldos acreedores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *