Política Monetaria

Política Monetaria

La política monetaria es la acción deliberada llevada a cabo por el Banco Central a través de determinadas medidas para mantener congruente el sistema monetario con la evolución del sistema económico global y con las metas económicas a alcanzar dotándolo de la liquidez suficiente para mantener un nivel determinado de actividad. La política monetaria consiste en aumentar o disminuir la cantidad de dinero ofrecida de manera de afectar la tasa de interés y así impactar sobre la demanda global.

Tipos de política monetaria: expansiva y restrictiva

Es expansiva cuando el objetivo consiste en poner más dinero en circulación. Es restrictiva cuando el objetivo consiste en quitar dinero del mercado.

Política monetaria expansiva

Si en el mercado hay poco dinero en circulación, se puede aplicar una política monetaria expansiva con el propósito de aumentar la cantidad de dinero circulante.

Una política monetaria expansiva se aplica a través de alguno de los siguientes mecanismos:

  • Reducir la tasa de interés,  lo que logra hacer más atractivos los préstamos bancarios e incentivar la inversión, componente de la DA.
  • Reducir el coeficiente de caja (encaje bancario), con el objeto de que los bancos puedan prestar más dinero, contando con las mismas reservas.
  • Comprar deuda pública, aportando así dinero al mercado.

Política monetaria restrictiva

Es lo contrario a la política expansiva. Se aplica cuando en el mercado hay un exceso de dinero y con el propósito de reducir la cantidad circulante del mismo.

Los mecanismos a utilizar son:

  • Aumentar la tasa de interés,  así el hecho de pedir un préstamo resulta más caro.
  • Aumentar el coeficiente de caja (encaje bancario), hay más dinero en el banco y menos en circulación.
  • Vender deuda pública, para retirar dinero de la circulación, cambiándolo por títulos de deuda pública

En conclusión para aumentar o disminuir la cantidad de dinero, el Banco Central dispone de tres instrumentos o mecanismos de política monetaria; modificar los encajes bancarios o tasa de efectivo mínimo, efectuar operaciones de mercado abierto y modificar la tasa de redescuentos, como se ha mencionado anteriormente.  Expliquemos en que consiste específicamente cada uno de ellos.

Cambios en el encaje o Tasa de Efectivo mínimo

El establecimiento de una tasa de efectivo mínimo determina, en forma indirecta, la capacidad de creación de dinero bancario o expansión secundaria para el sistema monetario, puesto que la diferencia entre depósitos y las reservas determina la capacidad prestable del sector.

Su incremento provoca la disminución de la capacidad de crédito de entidades y consecuentemente, de la expansión secundaria del dinero. Por el contrario, si la tasa disminuye, se posibilita el incremento del crédito del sistema financiero con la consiguiente expansión secundaria de los recursos monetarios.  Si el encaje legal fuese del 100%, entonces las reservas de los bancos serían iguales a los depósitos (se reservarían todos los depósitos), como consecuencia la capacidad prestable será cero.  Esta situación se conoce con el nombre de “nacionalización de los depósitos”. Así, los bancos comerciales pierden la capacidad de crear dinero bancario.

Si el Banco Central fija un encaje de cero, los bancos comerciales no mantendrán reservas legales. Sin embargo, si podrán mantener reservas voluntarias, para evitar no poder hacer frente a las demandas de efectivo de sus clientes.

Cambios en la Tasa de Redescuentos

El Banco Central les presta a los Bancos Comerciales cuando éstos prestan por encima de la Capacidad Prestable. La tasa a la cual el le presta a los Bancos se denomina Tasa de Redescuento. Una baja en la tasa de redescuentos hace que los bancos se vean tentados a reducir sus reservas técnicas, puesto que es más barato obtener fondos en caso de problemas. Esto incentiva la creación de dinero bancario y la expansión secundaria de la oferta monetaria.

Efectuar Operaciones de mercado abierto

Se denominan operaciones de mercado abierto a las colocaciones (ventas) de títulos por parte del Banco Central en el mercado. La colocación de estos papeles produce una absorción monetaria primaria, reduciendo la oferta de dinero y su rescate (compra) produce una expansión monetaria primaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *